Home
Uno de los tweets más populares del día, que a pesar de todo me hace bastante gracia.

Uno de los tweets más populares del día. Este por lo menos es un chiste y tiene gracia. ¡Pero dejamos el humor y el derecho a reírse de todo para otro post!

Letizia se ha cortado el pelo. Y el tema es ahora Trending Topic en Twitter. En una de esas grandes ironías que nos ofrece alguna vez el mundo, el nuevo look que la ha llevado a la lista de los protagonistas del día fue desvelado en un evento en el que habló sobre desigualdad de género. Pero eso no importa.

Lo que importa son las fotos de la noche, porque ofrecen la oportunidad de volver a comentar, por enésima vez, su “extrema delgadez”. Que es así como la llaman siempre. O, si eres más de los del Hola, para hablar de los cortes de pelo que ha lucido a lo largo de estos años y decir que ahora “el bob” va a ser tendencia.

Pues bien, si yo fuera Letizia estaría hasta las pelotas de que se hablara tanto de mi pelo y de mi cuerpo. Y de que mi contribución al país se mida en función de la cantidad de diseñadores españoles que haya elegido al año. Sobre todo – y he ahí la ironía de que todo esto esté pasando tras un evento sobre mujeres-, porque si fuera hombre, nada de esto se discutiría. ¿Os imagináis un afeitado de Felipe tan comentado?

Este tipo de sexismo velado es lamentable, le ocurra a Cristina Pedroche por supuesto sobrepeso, o a Letizia por lo contrario. Pero, para mi propia sorpresa, me chirría un poco más en el caso de Letizia, porque me parece especialmente desprotegida ante la broma fácil. Aquellos que normalmente critican las actitudes sexistas de los medios suelen callar, quizá por el hecho de que es una figura de poder, y una que no hemos elegido. Estas cosas van con el cargo, que dicen. O quizá también porque culpan a la alta alcurnia de definir roles de la mujer chapados a la antigua durante décadas. Al principio me lo tragaba y hasta consideraba una mini-victoria de los valores republicanos que la monarquía entera quede reducida al papel cuché. Pero en realidad, tanto la fascinación con el glamour, a veces promovida por la propia Casa Real, como la fijación con el físico como forma de crítica son una derrota de todos.

Suelto el berrinche después de ver un comentario en concreto, de un periodista que se preguntaba qué tipo de ejemplo da Letizia a las niñas y jóvenes españolas. Pero que quede claro, el mal ejemplo lo da una sociedad que juzga a sus mujeres exclusivamente por sus apariencias.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s