Home
Toda ciudad que se precie tiene su tienda de libros mítica. En París es Shakespeare and Company, llena de estanterías curvadas y con vistas al Sena y Notre Dame. En Oporto, una elegante escalera tallada en madera da la bienvenida a la Librería de Lello e Irmao, según muchos la más bella de Europa.
Washington no podía ser menos. Aún sin la ubicación de Shakespeare and Co. o sin cúpulas de cristal como la de Lello e Irmao, Capitol Hill Books ofrece todo lo que un libro-adicto puede necesitar.

Subir una escalera estrecha en la entrada intentando no tirar las montañas de libros en los laterales. Ver las páginas de periódicos amarillentas de las paredes. Llegar a esa sala donde uno se pierde en las estanterías y se zambulle en órdenes alfabéticos con los que jugar a encontrar un tesoro. Sillas, gente en el suelo y un radiocasete con música clásica. Sin olvidar ese olor a libro seco, el crujir de la madera y el viento de motivación y musas que te sopla tras la oreja en cada pasadizo entre libro y libro.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s