Home
¡Sí, sí, sí! Demostrado una vez más. Si con dos horas de cola un jueves a las ocho no basta para conseguir entradas, no pasa nada. Siempre queda la opción de presentarse el día del evento y esperar cuatro horas en el auditorio para ocupar el sitio de quienes no han podido ir. Dos horas de jueves + cuatro horas de lunes et ¡voilà! Consigo estar presente en la entrevista de Christiane Amanpour y Frank Sesno a Hillary Clinton y Robert Gates.
El evento ha despertado gran expectación en la George Washington University, hasta el punto de que para asistir, la gente hizo cola desde las 2 de la madrugada el jueves, durmiendo frente a la taquilla que abría a las 9 con mantas, cafeteras y gorritos de lana. Las entradas, siendo gratuitas, se agotaron en 30 minutos, algo que incluso Sesno ha agradecido al empezar la sesión. Y es que… ¿Os imagináis tanto revuelo para ver a Zapatero en España?

Pero esto es Estados Unidos y estas cosas pasan. Los estudiantes se visten de traje para sentarse en una butaca a escuchar la entrevista. La seguridad monta cinco detectores de metales en la entrada, prohíbe entrar con mochilas, portátiles o cámaras, pero permite Iphones y Blackberries -que vienen a ser el todo el uno-. Y cuando entran los presentadores y los invitados, la gente aplaude, chilla e incluso se pone de pie. Cosas made in USA.

Y como no podía ser de otra manera con ese sello, columnas de luces azules y rojas tintaban las paredes de la sala, llena hasta los topes por unas 900 personas, 4 cámaras -una grúa, una en mitad del patio de butacas y otras dos en el escenario- y más de 15 guardaespaldas/seguratas, según mis sumas y multiplicaciones.

Amanpour y Sesno han intentado poner en un aprieto a Clinton y Gates durante una hora y cuarto que en la práctica ha quedado en unos escasos 45 minutos por las pausas para publicidad. Han hecho y rehecho varias preguntas críticas, pero en la mayoría de los casos han caído en saco roto o bien siendo esquivadas o bien con respuestas completamente estándar y previsibles.

“¿Pensáis que podemos ganar en Afganistán?”, de la corresponsal jefe internacional de CNN es el mejor ejemplo. Clinton ha respondido con evasivas y Gates con un simple “procuro evitar términos como ganar y perder, están demasiado cargados y desgastados”.

Se han limitado a repetir frases programadas como esa, especialmente Clinton, quien ha reiterado que la misión en Afganistán consiste en redefinir los objetivos y en examinar las tácticas para llegar a la única meta que nunca ha cambiado. Es decir, la destrucción de Al Qaeda por un lado, a quien siguen catalogando con la terminología de “enemigos de la libertad” heredada de Bush; y la estabilización de la zona por otro. Estados Unidos tiene un “compromiso con los afganos”, que Clinton ha justificado recurriendo a valores totalmente occidentales -los que sabe que recibirán el apoyo del público- como es la idea de reforzar el poder de las mujeres afganas o la ayuda al desarrollo.

Amanpour por su parte, ha preguntado por el argumento que explique el hecho de que los talibanes sean más fuertes ahora que nunca, o también hasta qué punto es moral seguir utilizando ataques aéreos como estrategia primordial cuando tantos civiles mueren en ellos. Lo primero, no ha obtenido respuesta alguna más allá de una divagación sobre el peligro de la frontera entre Afganistán y Pakistán; y Gates ha respondido a lo segundo diciendo que “toda baja civil es una derrota para un país que está para proteger”, apostillando que continuarán utilizando el poder aéreo si hay que defender a las tropas.

Con respuestas así, el secretario de defensa ha sido para mi gusto superior a Clinton. Sobre todo hacia el final de la entrevista, cuando ha dicho que desde su punto de vista “la caja de herramientas americana debería contener algo más que martillos”. Sublime y merecedor de un gran aplauso de todo el auditorio.

Clinton en cambio, ha sido mucho más convencional en sus comentarios. Se notaba una cuidadosa selección de palabras en cada frase, como cuando al preguntarle por la situación de las protestas en Irán ha dicho que Estados Unidos está “en contra de las irregularidades en todo proceso electoral” y que “los derechos humanos están en el corazón de lo que son los americanos”. Y es que esa idea del país como protector de las libertades y los derechos humanos, así como el papel de salvador de aquellos que no los tienen, están presentes en todos los discursos políticos de DC.

Así es también en el ámbito de las armas nucleares, donde Clinton ha dicho que Estados Unidos debe influir a Irán a la hora de tomar su decisión, informando de que desarrollar un programa de armas nucleares tendría consecuencias, porque Estados Unidos siempre va a proteger a sus aliados de la OTAN y a Europa. Una vez más, Clinton ha subrayado ese papel de USA como país paternal que debe educar a otros, recurriendo primero a las explicaciones, y en caso de que estas fallen, a los castigos después. Un rol que en cuanto a la relación con Occidente se transforma en el papel de hermano protector, “aliado”, dejando a un lado la faceta de padre educador.

Gates, como no podía ser de otra forma, ha coincidido con Clinton en el contenido político de sus frases, pero no ha recurrido tanto al vocabulario con el que encuadrar “amigos” y “enemigos” ni al discurso un tanto sentimental basado en los valores típicamente americanos. Sólo ha dicho que cree que Irán tiene la intención de crear armas nucleares, pero que no sabe si lo han hecho, y que en cualquier caso Estados Unidos hará ver que tenerlas no beneficia su seguridad, sino todo lo contrario.

Pasando brevemente por temas como el papel de las nuevas tecnologías en política o la crisis de Honduras y la relación con Sudamérica, en menos de una una hora la charla ha concluido con una gran ovación, tras la que Hillary Clinton ha animado a todos a unirse al servicio público, bien trabajando en el ejército -primer ámbito que ha mencionado-, ayudando a desarrollar campañas, o por qué no, también desde los medios.

Fotos: Mingye Guo

Para ver las fotos oficiales en facebook haz click aquí.

La entrevista será retransmitida en CNN hoy, martes 6 de octubre a las 21 hora española.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s